lunes, 17 de diciembre de 2012

Necesitaba echaros de menos. Necesitaba marcharme lejos para encontrarme. Para volver a ser la que era. Necesitaba un toque de atención que me contase que había dejado de luchar sin darme cuenta. Que sólo me dejaba llevar. Necesitaba estar sola para volver a conocerme. Para recordar que yo tomo mis decisiones y soy yo la que comete los errores. Necesitaba un reto más grande para convencerme de que puedo con lo que viene. Para ser consciente de que quizás fracase pero que no soy de las que éso consigue achicarle. Necesitaba dejar de tener para volver a ser consciente del valor que tiene. Para saber que no sólo hay que merecer conseguir las cosas si no que también hay que merecerse que se queden. Necesitaba aislarme para tener claro que os he tenido y os tendré siempre. Para aprender que la vida es mucho mejor cuando se comparte. Necesitaba dejar de llorar para volver a reírme. Para poder ver que incluso los malos momentos tienen algo positivo, sí, lo tienen. Necesitaba gastar las pilas para recargarlas de nuevas fuerzas. Para desconectar y reconectar con más ganas si cabe. Necesitaba echaros de menos porque empezaba a echar todo de más... Y no podía permitirlo.

lunes, 10 de diciembre de 2012

Si la vida fuese justa hoy cumplirías años. Si el mundo mereciese la pena, hoy podríamos disfrutar de la compañía de una persona tan grande como tú. Pero es una postura egoísta lo sé, no se le puede llamar vida a lo que al final te retenía, hay un momento en el que a todos nos llega el descanso, y tú te lo merecías. Pero un día como hoy, no puedo evitar pararme a pensar en ti y en lo distintas que son ahora las cosas. Nos reunimos en El Tribeca a las doce; todos; todos los días. Casi siempre apareces en nuestras conversaciones y siempre con esa sensación de alegría de recordar a una buena persona. Creo que casi ninguno pasamos ya por la zona de El Castilla, hay lugares que evocan grandes momentos pero que también duelen demasiado. No puedes imaginarte lo que me gusta llevar tu nombre, el orgullo que me da que tus hijos se acuerden de ti al verme, y la alegría que me invade cuando coincido con alguien que te conocía y me doy cuenta de que sólo tienen palabras bonitas que decirte. Te echamos de menos. Feliz cumpleaños abuela.

sábado, 8 de diciembre de 2012

Se me olvidó otra vez que en ocasiones tengo yo la culpa. Que los demás quizás no están equivocados, que es mi forma de ver las cosas la que hace que cometa errores. Se me olvidó otra vez que no puedes esperar que los demás hagan por ti lo que tú haces por ellos. Que no son como tú, ni tú como ellos, ni te obligan a serlo. Se me olvidó otra vez que soy yo quien toma las decisiones, quien se ha hecho a sí misma, con sus defectos y sus virtudes. Se me olvidó... Y menos mal, que una vez más tú estabas ahí para recordármelo. Para hablarme sinceramente, para decirme las cosas sin edulcorantes porque sabes que es así como hay que soltármelas para que espabile. Para hacerme ver que soy yo la que una vez más me equivoco, que nuestra forma de ser a veces nos hiere. Se me olvidó otra vez y se me olvidará más veces... y sólo espero que tú estés ahí como estás siempre.

domingo, 11 de noviembre de 2012

domingo, 28 de octubre de 2012

No hace falta que me jures amor eterno, que me prometas que seremos felices juntos. No quiero conocer a tus padres ni celebrar catorces de febrero. No pienso decirte te quiero y me niego a oírte decirlo. No pasearemos por los parques, ni celebraremos aniversarios, ni haremos viajes juntos. No agotaré mi paciencia esperando a que me llames ni te mandaré mensajes cuando salga por la noche. No te echaré de menos. Tan solo quiero que esta noche me mires.

sábado, 20 de octubre de 2012

Me niego a que te conviertas en recuerdo. Así que mira a ver cómo lo hacemos, que vienen dias de lucha;y yo no pienso dejarte solo.

jueves, 4 de octubre de 2012

jueves, 20 de septiembre de 2012

Ninguno de los que estábamos allí creía en Dios salvo ella. Decía que lo había visto. Decía que al final del tunel no había ninguna luz sino un tío disfrazado de Elvis. Y un tío que se disfraza de Elvis al final del tunel es un puto jefe, es dios. Nos descojonamos. ¿Cómo pueden ser ésas las primeras palabras de una tía que acaba de despertarse del coma? Etílico pero coma. Así es, el ser humano es capaz de beber hasta perder la conciencia, la sensibilidad y la capacidad motora voluntaria. Para que me entiendas, es capaz de ponerse hasta el culo. Seguro que piensas que tiene que haber un motivo, una razón para semejante pérdida de control. Nosotros también lo pensábamos. Ella no lo tenía tan claro. No sabía si era un motivo o un conjunto de jodiendas que acaban con cualquiera. Pero ahí estaba ella, en una cama de hospital, con la tranquilidad que te da el saberte vivo, con la decepción de no haber conseguido acabar con el dolor. No se acordaba de nada de lo ocurrido en la fiesta y sólo hablaba para preguntar si había venido a visitarla mientras estaba dormida (sí bueno, dormida, ninguno nos atrevimos a corregirla) , si creíamos que vendría a verla, si pese a su encontronazo la llamaría. Flipábamos, ¿cómo coño iba a aparecer si tuvieron una bronca de la ostia? Nos miró uno a uno y esbozó una sonrisa. No hizo falta que dijera nada, su cara habló por ella. Vendrá, no me miréis asi, seguro que vendrá. Siempre me ha llamado la atención la forma en que la gente es capaz de no ver la realidad, de aferrarse a una mentira para engañarse a si mismo. Porque no nos engañemos, la mayoría de las mentiras las decimos para creérnoslas nosotros mismos, no para mentir a los demás. En todo el tiempo que estuvimos allí no vino a visitarla. Nos fuimos, nos echó. Volvimos a flipar, Elvis entró en la habitación. Os dije que vendría, Dios no miente.

jueves, 6 de septiembre de 2012

Y de repente, vuelve a tu vida alguien que creíste perdido en el camino. Y te das cuenta de que nunca debió haberse ido, de que fue un error dejar que se fuera. De repente, los sueños no se hacen realidad si no que consiguen hacer que la realidad valga la pena. De repente, una llamada te hace recordar que has tenido la suerte de encontrar a alguien que te sabe escuchar, que se preocupa por ti, que te aconseja, que te apoya incluso en tus planes locura. De repente, recuperas a un amigo que consigue que te vayas a dormir con una sonrisa, cosa que hace demasiado tiempo que no hacías.

domingo, 2 de septiembre de 2012

- Y cuando ya no puedes más, ¿qué se hace?

- Irte

- ¿Y si no tienes a dónde ir?

- No sé, me imagino que entonces acabas explotando.

- Apártate, seguramente salpique


viernes, 3 de agosto de 2012

Vámonos lejos. Tú y yo, vámonos. O mejor dicho, me voy lejos, vente si quieres. Sin definir qué somos, sin la necesidad de ponerle nombre a esto que ni siquiera nosotros entendemos. Yo tengo claro que huyo, tú puedes venir por el motivo que sea. Allá donde vayamos nadie nos exigirá un por qué. A mí me consume esta ciudad y tú siempre has querido consumirte en otros cuerpos. Yo no creo que vuelva, tú cuando quieras regresas. Vámonos sin un nos estamos conociendo, sin pasar de no saber dónde vives a saber el cajón donde guardas las sábanas, sin conocer a nuestros padres... saltémonos pasos. O mejor, fijemos unos nuevos, unos que sólo sean nuestros.  Vámonos dando de qué hablar, porque si nosotros no lo entendemos, por qué coño tienen que entenderlo ellos.

domingo, 29 de julio de 2012

Somos valientes. No porque ganásemos, si no porque luchamos. Y ahora que venga lo que tenga que venir.

miércoles, 25 de julio de 2012

Uno vuelve siempre a los viejos sitios donde amó la vida. Y yo te amé aquí, allí y en cualquier jodido lugar en el que me encontraba. Me fui. Tuve que hacerlo. Tenía que amarte desde lejos. Tenía que amarte menos. Me dejaste ir. Me dejaste ... ir. Tengo que repetirlo porque aún me cuesta creerlo. No sé quién coño dijo que lo peor del final es despedirse, seguro que no sintió el dolor de no hacerlo. Te mentiría si dijese que espero que vuelvas, que en todo este tiempo no he probado otros cuerpos. Pero tengo que reconocerte que no he vuelto a los viejos sitios, esos viejos sitios que siguen doliendo.

sábado, 14 de julio de 2012

Y si te marchas lejos,¿a dónde huyo yo?

sábado, 7 de julio de 2012

No sé quién soy, pero tengo claro que no soy esa persona que tú quieres que sea.No puedes intentar cambiar a una persona de esa manera. No hablo de mis sentimientos, no me gusta mostrarme vulnerable. Siempre voy a contracorriente, no sé ir de otra forma.No me gustan las palomas, las mataría a todas. Sí, sería capaz de cargarme a esos asquerosos animales.No consigo vencer a mi orgullo, pero es que tampoco quiero hacerlo. No plancho la ropa, ni recojo mi habitación, ni guardo en mi cajón tu ropa interior. No tengo monstruos debajo de la cama, los tengo en el pasillo y en tu mirada. No me dan miedo, sí lo que tus ojos me hablan. No intento cambiar a las personas, y yo no pienso hacerlo.

miércoles, 27 de junio de 2012

Sois vosotros, todas y cada una de las personas que formais parte de mi vida, los que haceis que los 365 días del año merezcan la pena.
Autorregalo:


SAN JUAN 2012!!!

miércoles, 20 de junio de 2012

lunes, 11 de junio de 2012

¿Qué pasa cuándo la que no confía en ti eres tú misma? ¿Cuándo no encuentras a lo que agarrarte? ¿Qué pasa cuándo no te quedan ganas de seguir adelante? ¿Cuándo tu lucha no ha sido suficiente? ¿Qué pasa cuándo no tienes lo que creías que te hacía fuerte? ¿Cuándo no te queda dónde apoyarte? ¿Qué pasa cuándo el pasado aún duele? ¿Cuándo ya no sabes qué hacer para cerrar heridas? ¿Qué pasa cuándo no encuentras tu sitio? ¿Cuándo ya no sabes dónde buscarlo? ¿Qué coño te pasa cuando llega un día en el que te haces todas estas preguntas?

viernes, 1 de junio de 2012

Me encanta ver llover calentita desde mi cama. Pero me pregunto si no llovía mejor acurrucada en tus brazos. Si el café sin ti a mi lado me sabe más amargo. Se acercan los truenos y me consume la duda de si no te habré chillado demasiado. Si tenías razón al no sentirte escuchado. El tercer rayo ha iluminado todo el barrio y no sé si tú,algún día, volverás a iluminar mi cuarto. Si esta oscuridad consigue fundir abrazos. Llueve. Llueve sobre mojado. Llueve y tú no tienes la culpa. Me avisaste de que algún día llegaría la tormenta. De que el final se estaba precipitando.

martes, 22 de mayo de 2012

Dame razones para hacerlo. Ven, y dime a la cara que merece la pena intentarlo. Dame abrazos que me abriguen del frío norteño. Sube a buscarme, que yo te estaré esperando. Dame un buen motivo para ir al sur. ¿Me estarás esperando? Dame argumentos que callen a todos aquellos que piensan que la distancia lo estropeará todo. Que callen las dudas que a veces tengo, lo que digan los demás es lo de menos. Dame besos, muchos besos cada vez que tenga que irme. Tantos que duren hasta la próxima vez que nos veamos. Dame sueños que compensen siete horas de viaje. Sueños que duren para siempre. Dame fuerza en los momentos de llanto. A veces pasan muchos días hasta que nos vemos. Dame noches de pasión para cuando vengan los celos. Dame mil y una excusas para seguir abrazados. Son muchos kilómetros de obstáculos. Dame sonrisas para seguir encontrándonos cada puente. Qué más da sur o norte si estoy a tu lado. Dame, si es que encuentras, una razón para no hacerlo.

lunes, 23 de abril de 2012

Te echo de menos. Y ya no sé cómo disimularlo.

jueves, 12 de abril de 2012



... supongo que este trance no va a ser eterno...

sábado, 31 de marzo de 2012

VII

Llegaba tarde pero no le importaba. Sabía que a una mujer como ella valía la pena esperar. Llevaba ese vestido rojo que realzaba su escote. Me encanta ese vestido. Sus labios dibujaban una sonrisa, reflejaban la satisfacción de saberse cumplidora del trato. Dejó el maletín en mis pies, y clavó sus ojos azules en los míos.

- Aquí está la cantidad que acordamos. Si quieres puedes contarlo.
- No debería fiarme de una mujer como tú Isabelle, pero lo haré.
- Si hubieses confiado en mí, me habrías contado todos los detalles del plan.
- Bah, para qué, eran pequeños detalles sin importancia.
-¡No me jodas Rick! Quiero saber todo, desde el principio.
- Pasé toda mi vida viendo cómo mi hermano triunfaba en los negocios con una idea que fue mía. ¡Qué jodido cabrón, no dudó en robármela ni un minuto! Yo acabé casi arruinado. Ahora me alegro de no haber gastado el dinero de la herencia de padre. Vinni era un miserable, era capaz de dejar que su hermano muriera de hambre mientras él disfrutaba de todo tipo de lujos, tal era su egoísmo que ni siquiera me dejaría su sucio dinero en herencia. Durante años planeé cómo hundirle. Ninguno de mis planes tenía éxito hasta que me di cuenta de que yo solo no podría, de que a mis planes les faltaba algo esencial en todo buen plan: una mujer. No tuve más remedio que contratarte.
- No soy una puta a la que contrates, imbécil.
- No tuve más remedio que hacer negocios contigo. Supe que no había fallado al escogerte desde el día aquel en el parque Alcántara; meticulosa en tu trabajo y cuidando hasta el más mínimo detalle para no ser descubierta. Llegamos rápido a un acuerdo: te casarías con él, luego Vinni moriría y tú y yo nos repartiríamos el dinero al 50%.
- ¿A qué vino eso de simular que me había pillado siguiéndole con el taxi?
- Tenía que hacerle creer que él controlaba la situación, que pensara que había descubierto tu plan, que creyera que él tenía la sartén por el mango y que podía urdir un plan para salir de ésta. Sabía que ese cabrón no dudaría mandarme a una muerte segura.
- ¿A quién coño enterramos?
- Al aire. Soborné a un trabajador de la funeraria para que hiciera todo el paripé del entierro. Desde ese momento, yo sólo tenía que esconderme hasta que os casarais y confiar en que tú no me traicionarías.
- Yo nunca traiciono.
- Espero que cumplas lo que queda del plan.
- Tranquilo, nunca volveremos a vernos. Para mí esta historia ha acabado.

jueves, 29 de marzo de 2012

Sí, tiene más años que Carracuca, pero es un temazo.


domingo, 25 de marzo de 2012

VI

Aún no me creo que sea la última vez que escriba desde este antro. No entiendo cómo Rick podía vivir en esta asquerosa pensión. Podía haberme pedido algo de dinero, de alguna forma soy el mayor, yo nací un minuto antes. Aunque esto ahora ya no tiene sentido. Pero bueno, no me queda mucho tiempo en este lugar. Esta tarde me casaré con Isabelle y por fin podremos mudarnos a mi casa en las afueras. Podré dejar de ser quien no soy y morir de viejo a su lado. ¡Estúpida Isabelle! No tiene ni puta idea del error que ha cometido. Rick está muerto, no yo. A pesar de todo, aún quiero casarme con ella, quedarme solo me aterroriza más que quedarme sin ahorros.
Ha sido una ceremonia sencilla. A ninguno de los dos nos gustan las iglesias, y en cinco minutos casados por lo civil. Haremos el amor toda la noche y por la mañana le escupiré toda la mierda a la cara.

- No tienes ni puta idea de lo que has hecho.
- ¿A qué te refieres cariño?
- Ni cariño ni ostias. No sé cómo descubriste que éramos gemelos, pero descubrí tu plan.
- No tienes ni puta idea de cuál es mi plan cariñito.
- Querías matar al gemelo rico y quedarte con el dinero. Pero he sido más listo que tú, zorra asquerosa. En realidad mataste a Rick.
- Eres gilipollas. Al igual que tú me viste en el taxi, yo vi que me habías pillado. Sabía que no quedarías más conmigo, que condenarías a tu hermano sin ningún remordimiento. Sabía que mandarías a Rick a esa cena; y eso, es lo que quería que hicieses. Si te mataba a ti primero, él heredaría tu dinero, se iría lejos y no se casaría conmigo. Así que, sólo tenía que cambiar el orden del producto. Le mataría a él primero, aún así tú te querrías casar conmigo porque te da pánico quedarte solo el resto de tu vida y así, yo sería la única heredera. Ahora sólo falta acabar un pequeño detalle del plan. No te preocupes, no sufrirás, te dispararé en el corazón amor mío.

jueves, 22 de marzo de 2012

V

Ya sabía a quién tenía que matar. No podía perder más tiempo, en dos días me casaba con Vinni, era el momento de ejecutar el plan. Quedaría con Vinni esa misma noche, iríamos a cenar y luego a la pensión. En un momento de despiste le clavaría un cuchillo y luego fingiría un robo. Asustada llamaría a la policía y ni ellos ni su hermano sospecharían de mí. Llegué al restaurante, él me estaba esperando sentado en una mesa. Era Rick.

miércoles, 21 de marzo de 2012

IV

- Rick, lo tengo todo planeado, esta noche le pido matrimonio.
- ¡Pero qué dices tío! Complicará las cosas
- ¡Qué va! Seguiremos haciendo lo mismo.

Me dijo que sí con lágrimas en los ojos y yo tuve que tragar dos veces para que no se me escapara ninguna. Era extraño, le pedía matrimonio porque no quería estar sólo, pero puede que en el fondo la quisiese. La noche fue increíble, tras la cena nos fuimos directos a la pensión a celebrar las buenas nuevas. Al día siguiente, Isabelle se marchó temprano. Yo llamé a mi chófer para que viniera a recogerme. Todo era perfecto, pero al doblar una esquina la vi en un taxi. ¡Isabelle me estaba siguiendo! ¡Mi amigo tenía razón! Empecé a sentirme mal, muy mal, quería mi dinero y yo se lo había puesto en bandeja al pedirle matrimonio. Claro que dijo que sí la muy puta, las lágrimas eran de felicidad al ver que su plan estaba funcionando. Pero le había descubierto y ahora podía idear un plan: con la excusa del trabajo, le diría a Rick que quedase con ella todos los días que yo no podía.

lunes, 19 de marzo de 2012

III

La relación, la doble relación, con Isabelle se alargaba en el tiempo. Uno de mis amigos me avisó de que no me fiara de ella, de que sus contactos le habían dicho que era una viuda negra. No le hice ni puto caso. La relación iba cogiendo un matiz serio, y aún así, Isabelle no sospechaba ni por asomo del juego que nos traíamos entre manos Rick y yo. Incluso me atrevía a bromear sobre el tema.

- Me gusta que seas tan sincera. No hace tanto que nos conocemos y ya sé casi todo de ti.
- Y yo de ti cariño.
- ¿Segura? Estoy convencido de que no me conoces tanto como crees.
- Vinni, los tíos no tenéis secretos para mí, mi escote consigue sonsacaros todo.
- Apuesto a que podría tener una esposa, hijos, e incluso un hermano gemelo y no lo sabrías.
- Deja de decir tonterías y bésame.


¡La estupidez de los tíos no tiene límites! Pensaba que me tenía tan engañada que incluso se atrevía a bromear sobre el tema. Quería matarle. Si tenía el dinero para quedármelo, sino lo tenía por gilipollas. Pero necesitaba descubrir quién de los dos tenía el dinero, sino no mi plan no podía avanzar. No fue difícil dar con la solución. Después de pasar una noche con cada uno, esperaría escondida entre los coches y les seguiría. El hermano pobre iría a cualquier lugar, el hermano rico iría a su casa a cambiarse de ropa.

domingo, 18 de marzo de 2012

II

- ¡Uy! Disculpe. Vaya empujón le he dado.
- No pasa nada.
- ¡Cómo que no, si le he tirado el café encima! Iba despistada y no le he visto. Lo siento.
- No se preocupe.
- Mi nombre es Isabelle. Trabajo en esa cafetería de enfrente. Si quiere puede pasarse esta tarde y le invito a un café. Prometo servírselo en la mesa, no en la camisa.
- Mi nombre es Vinni. Y no me perdonaría, ni yo ni todos los hombres de la tierra, rechazar un café de una mujer tan preciosa.


Era la mujer más bonita que había visto en mi jodida vida. Llevaba un vestido rojo ceñido, tan ceñido que el escote quitaba el sentido, el común y todos los jodidos sentidos. Guardaba el mar en sus ojos y el sol en su sonrisa. No podía creer que una diosa me hubiese concedido una cita así de fácil, ni siquiera tuve que pedírsela yo. No recuerdo cuándo fue la última vez que tuve una cita con una mujer, me refiero a una cita de verdad, de las que no se paga a la tía. Lástima que esa tarde tuviera trabajo. Llamé a Rick, por los viejos tiempos. Siempre nos gustó jugar con las fulanas sin que ellas se dieran cuenta de que en realidad éramos dos.




Fue demasiado fácil. Nunca falla, un poco de café por la camisa y cita al canto. Aún así, tendía que ir poco a poco, sino parecería una fulana, y necesitaba tiempo para saber quién de los dos era el gemelo rico. Quedamos varios días. Ellos actuaban como si fueran uno sólo. Yo también. Aunque la verdad, distinguirlos fue más fácil de lo que pensaba, uno de ellos no paraba de toser. Lo que sí me resultó difícil fue aguantar las náuseas cada vez que alguno de ellos me llevaba a la pensión. ¡Joder qué sitio más asqueroso! Aún así, aceptaba con una sonrisa cada vez que alguno me invitaba, me servía para conocer su terreno y sustraer toda la información y objetos que me parecían de utilidad.

viernes, 16 de marzo de 2012

I

Aún no me creo que sea la última vez que escriba desde este antro. No entiendo cómo Rick podía vivir en esta asquerosa pensión. Podía haberme pedido algo de dinero, de alguna forma soy el mayor, yo nací un minuto antes. Aunque esto ahora ya no tiene sentido. Pero bueno, no me queda mucho tiempo en este lugar. Esta tarde me casaré con Isabelle y por fin podremos mudarnos a mi casa en las afueras. Podré dejar de ser quien no soy y morir de viejo a su lado.
Todo comenzó un soleado lunes de mayo. Rick me llamó, quería verme. Quedamos en el parque Alcántara, en el banco donde padre siempre se sentaba cando nos llevaba a jugar allí. Hacía tanto tiempo desde la última vez que nos vimos que tengo que reconocer que me impresionó ver a alguien tan igual a mí. Los años habían castigado a Rick por dentro, no paraba de toser, aunque por fuera le habían respetado bastante. La verdad era, que pese a la distancia, la vida nos seguía conservando como dos gotas de agua. No nos llevó mucho tiempo ponernos al día: él pobre, viviendo en una pensión, sin trabajo y sin amigos. Yo lo contrario. Lo único que compartíamos era el hecho de que ninguna jodida mujer había decidido aguantarnos toda la vida. No sabría decir por qué, pero sentía que ese día nuestra suerte cambiaría.




Todo comenzó un soleado lunes de mayo. Yo tenía mis contactos y sabía que uno de los tíos más ricos de la ciudad estaría a las cinco de la tarde en el parque Alcántara. Sólo tenía que ir allí y encontrarlo, no sería muy difícil, el parque no es muy grande. Lo reconocí pronto, era la única persona que estaba sentada, todos los demás hacían footing. Fui directa hacía él, con mi mejor sonrisa y mi abultado escote, pero algo me detuvo. De repente, una persona se sentó a su lado. ¡Eran tan iguales! Parecía una broma, como si alguien hubiese puesto un espejo y la mitad derecha de la tierra fuera en realidad el reflejo de la izquierda. Esto complicaba las cosas, las complicaba mucho. ¿Quién de los dos tendría el dinero? Decidí marcharme, tenía que planificar otra jugada, ahora eran dos tíos y la cosa cambiaba. Tendría que ir con mucho cuidado, tendría que conseguir que no se enterasen de nada; igual que ahora, en ese banco, tan ingenuos, sin saber que su suerte había cambiado.

lunes, 12 de marzo de 2012

‎"Cuando una cancion que ya tiene más de una década, parece escrita ayer mismo, es que algo va mal"

miércoles, 7 de marzo de 2012

Cosas que fueron y ya no son

Los diez de diciembre eran fiesta. Los martes locos no eran del telepizza sino de la noche salmantina. Toda esa explanada era un bosque. La cafetería con nombre de cantante era nuestra máquina del tiempo. La justicia era justa. La tercera ventana del ayuntamiento era donde siempre me cogías de la mano. Bajo aquel árbol es donde pasábamos todos los veranos en el campo. Tus besos empezaban en mi cuello. Los ladrones iban a la cárcel no a la política. Éramos felices.

viernes, 2 de marzo de 2012

Elena no respira bien sino es aire fresco y últimamente el cubata está muy cargado. Abre las ventanas pero no consigue ventilar sus problemas. Nunca habla de ellos, sólo ríe como si eso fuera a barrerlos. Siempre se ha sabido diferente, como si habitase en tierra de nadie. Nunca sabe a dónde ir, no ha encontrado su camino. Sabe que no puede contar con nadie, pero no lo aprende. No tiene futuro y el pasado desea olvidarlo. No quiere querer, no sabe lo que quiere. Tan sólo… desaparecer.

jueves, 1 de marzo de 2012

sábado, 25 de febrero de 2012

Propongo dejar de hacernos caso. No fui yo quien rompió ese vaso. No quise hacerte daño, pero ahora que sangramos los dos, el mundo me parece menos raro.

martes, 21 de febrero de 2012

Este último año ha tenido buenos y muy malos momentos. De una u otra forma, ha estado lleno de cambios, de cambios importantes. Y esto se ha visto reflejado en este blog. No en forma de textos sino en escasez y pérdida de calidad de los mismos. En realidad, no sé si es por esta nueva etapa que he comenzado, por falta de inspiración, por falta de tiempo… o simplemente porque el juego de creerme capaz de escribir algo que merece la pena ha acabado. No puedo decir si seguiré o no con este espacio, todo depende de si los intentos de juntar palabras dan algo que merezca ser leído. Pero hoy, este blog cumple 2 años y quiero dar las gracias a todos los que dedicáis parte de vuestro tiempo a leerlo.

sábado, 18 de febrero de 2012

- Mírame a los ojos y dime que lo de anoche fue un error.

- No debimos hacerlo. Los dos queríamos, pero no debimos hacerlo.

- Pídeme que deje a Marta.

- No pidas a otro lo que tendría que salir de ti. Además, da igual, tarde o temprano volverías con ella, siempre lo haces. Yo acabaré pasándolo mal y tú con ella. No pienso empezar una relación así.

- Siempre dices que harías cualquier cosa por amor. Mientes.

- Hasta los kamikazes tienen un límite.

miércoles, 15 de febrero de 2012

miércoles, 8 de febrero de 2012

Salamanca

Se me acumula el cariño de no barrerlo, de no airearlo en dos ciudades. Se me amontonan las nostalgias de vidas y venidas. Se me escapan los te echo de menos, los a las siete en el Toscano. Se me quiebran los malos recuerdos. Se me cruzan los cables, tengo que reconocerlo. Se me dibujan sonrisas si oigo P´aki P´alla. Me escuecen las heridas, no las cicatrices, las heridas. Se me ha quedado pendiente una visita a Zamora (prometo que no por mucho tiempo). Se me enamora el alma (tenía que ponerlo). Se me llenan las dudas de reproches. Se me duermen los atardeceres sentadas en la plaza. Se me para el tiempo reviviendo fotos. Uno vuelve siempre a los viejos sitios donde amó la vida.

miércoles, 1 de febrero de 2012

Ahora que estamos cara a cara, tengo que reconocerte que siempre he tenido ganas de matarte. Puede que sea por eso por lo que hay una pistola apuntando a tu frente. Quiero matarte desde el primer día que nos vimos, con esas ganas de meterla, con ese aire de gilipollas. Apuesto que no soy la única que quiere verte muerto. Ver cómo la bala va quemando poco a poco todas las capas de tu piel. Cómo perfora el cráneo lentamente y jode todas tus funciones ejecutivas al quedarse incrustada en tu lóbulo frontal derecho. Sí, estoy apuntando al lado derecho, para que seas consciente de lo que te estará sucediendo. Pero lo mejor de todo es que esto sólo durará unos segundos, pasará en tan poco tiempo que ni siquiera conseguirás salvarte como siempre haces. Siempre he tenido ganas de matarte, como en esas pelis en las que el bueno muere con un disparo en la frente.

martes, 31 de enero de 2012

GRACIAS!!!

Gracias por todo el apoyo que me habéis dado durante todo el fin de semana. Por los comentarios, mensajes, llamadas, llamada inesperada, incluso por las peticiones religiosas. Gracias por mandarme tanto ánimo (seguramente más del que merezco). Pero sobre todo, gracias por hacerme creer que puedo con mucho más.

miércoles, 25 de enero de 2012







Podrán ganar la Liga, podrán ganar la Champions... pero nunca podrán tocar la gloria como nosotros la tocamos. Aupa Numancia!!!Aupa Mirandés!!!

miércoles, 18 de enero de 2012

A diez días del examen de oposiciones, mi cabeza no da para nada más que para estudiar, no da para escribir textos e incluso, a veces, no da ni para pensar. Recupero el "texto origen" si es que se le puede llamar así(sí, sí se le puede llamar así porque me da la gana).No es el primer texto publicado en este blog pero es el primer texto que escribí, el que me empujó a crear este espacio.


SOBRE EL SISTEMA EDUCATIVO EN GENERAL Y LA UNIVERSIDAD EN PARTICULAR

Soy estudiante, universitaria concretamente, en una ciudad cuyo nombre no quiero acordarme pues este texto puede ser extrapolado a cualquier universidad de nuestro país. Y no, no piensen que dejo impresa esta perla sin documentarme. Es verdad que mis fuentes no han sido ni estudios, ni estadísticas, ni libros…sino la voz de estudiantes y profesores de otras carreras y ciudades… que son los que realmente saben cómo está la enseñanza en España, los que a veces, más de las que piensan, sufren la educación. Pero este texto no va dirigido a los altos dirigentes, para ellos el texto sería mucho más crítico, este documento va directo a los antes mencionados, a los profesores y alumnos, las verdaderas víctimas y verdugos de esta situación.

Siento verdadera lástima al ver cómo algunos profesores no son realmente conscientes de la importancia que tiene su trabajo; de que no tengan en cuenta al alumnado; de que su tremenda dejadez les impida saciar el interés de los alumnos; sí existen, aún quedamos alumnos cuya meta en la vida es aprender y crecer como estudiantes y personas. No pueden ni imaginarse por un momento el desánimo que me invade al ver cómo personas que realmente estudian, se interesan, se esfuerzan y se preocupan suspenden, mientras que otras personas ven aprobados sus “esfuerzos” por hablar en voz baja o “asomarse disimuladamente” al examen del compañero para que el profesor no se dé cuenta. La impotencia que me invade cuando percibo que me están quitando mi derecho a aprender; que somos los últimos monos de un sistema al cual se le presupone que vela por nuestra educación y futuro; que es una pantomima de tal calibre que permite que profesores falten a clase sin justificación, lleguen tarde a la hora a la que ha sido convocado el examen, coman frutos secos mientras nos ponen un vídeo, aprueben su asignatura por comprar un libro (el suyo por supuesto), deleguen en sus alumnos su obligación de dar clase mediante la exposición por parte de éstos de absolutamente todos los temas (de su libro no lo olvidemos)…

No piensen que barro para casa, aquí hay piedras para todos incluso para mi propio tejado. La rabia que me inunda ante el conformismo extremo de ciertos alumnos, ante esa postura de pasotismo, ante la inmadurez “post-adolescente”, ante la falta de aspiraciones e inquietudes, ante la ley del mínimo esfuerzo que impera en nuestra sociedad. Alumnos cuya máxima capacidad de respuesta sea un “bueno, que pongan un aprobado general” ante la incompetencia mostrada a la hora de buscar un sustituto del profesor titular. Estudiantes cuya única meta es el éxito, medido por la cantidad de salidas nocturnas y no por la cantidad de conocimiento adquirido y reflejado mediante la popularidad en el grupo.

¿Qué podemos esperar de un sistema que permite que profesores totalmente incompetentes ocupen un sitio fijo en despachos y que alumnos que leen la “Super Pop” en clase sean diplomados, licenciados…?
Pero no crean que esto no va con ustedes porque no son estudiantes. Les recomiendo que el día de mañana no caigan enfermos, ni tengan un juicio, ni quieran llevar a sus hijos al colegio, ni necesiten ayuda de un psicólogo, ni… pues siento decirles que les atenderán los/las “Super Pop apruebo los exámenes copiando”.

¿Pero saben qué es lo peor de todo? Que este texto no va a servir para nada, no va a cambiar absolutamente nada. Qué rabia señores, qué rabia.

P.D.1: aún sigo esperando aquel “aprobado general”. Aunque mientras espero, me conformo con el 5´1 que saqué en el examen con mi esfuerzo y estudio.
P.D.2: no piensen que este texto es anónimo por cobardía, sino porque la falta de profesionalidad de ciertos profesores me condenaría a no ser psicóloga nunca pues no aprobaría su asignatura, y eso señores, no habrá nadie que me impida conseguirlo.
P.D.3: afortunadamente, sigue habiendo profesores y alumnos por los que todo esfuerzo educativo merece la pena.


Como puede intuirse, el texto es de hace un tiempo, ahora el texto iría dirigido a los altos cargos, por recortar hasta lo impensable por no recortar sus abarrotados bolsillos.

martes, 10 de enero de 2012

sábado, 7 de enero de 2012

Quito: (o cosas que mandaría a tomar por el culo)


- El temario de las oposiciones.

- A todo el mundo.

- La gente que come con la boca abierta.

- La Monarquía.

- El olor del metro.

- La voz de pito del vecino.

- La gente que conduce después de haber bebido.

- Las palomas.

- La muerte.

- La falsedad.

- La tos.

- El olor a incienso.

- La mala educación de las personas.

- Las compañías de teléfono.

- El temario de las oposiciones, ¿lo había dicho ya ?

lunes, 2 de enero de 2012