domingo, 6 de noviembre de 2011

Frágil. Como si pudiese romperme en pedazos sólo con el roce de tu cuerpo. Y así tener mil pedacitos de mí esparcidos por tu alfombra. Como si mi cuerpo se volviese cristal cada vez que te marchas. Como la promesa ésa de que te quedabas. Frágil. Como un cuerpo a la deriva.

2 comentarios:

  1. siempre habra alguien que te mantenga a flote :)

    ResponderEliminar
  2. Frágil como el cuerpo, fuerte como el alma.
    Antonio

    ResponderEliminar