jueves, 19 de mayo de 2011

Voy a hablar claro. A los que tras leer este texto, quieran ponerme alguna etiqueta mejor que se la ahorren, no me identifico con ninguna. Este texto tan solo es mi opinión sobre lo que está ocurriendo en la calle. Siempre he estado a favor de que las personas defiendan sus derechos, eso sí, desde el respeto y la no violación de los derechos de los demás. Me enorgullece ver cómo el pueblo se ha levantado y ha dicho BASTA. Siempre he criticado la actitud conformista de la sociedad española y ahora quiero alabar la luchadora.

Me dan vergüenza los políticos (absolutamente todos) y los medios de comunicación. No soy experta en nada pero creo que no hace falta tener más de dos dedos de frente para saber que si al descontento del pueblo respondes con indiferencia o burla; el descontento, el enfado y la rabia aumentan. Estamos en plena campaña electoral, y esto ha venido de improvisto, pero de todas las posibles reacciones han escogido la peor de todas, la que siempre escogen: utilizarlo como arma política. ¡Qué rabia me da, joder! Ésta es la clase de políticos que tenemos, éstas son las personas que nos representan y velan por nuestros intereses. ¡Y una mierda! Si fuese así, ante la magnitud de los hechos, se reunirían todos y escucharían seriamente las propuestas de su pueblo. (Sí, lo sé, esto de que se reúnan todos para trabajar por un objetivo común suena irónico. A mí lo irónico me suena triste.) Pero no, una vez más, no nos tienen en cuenta y le buscan el provecho político a través de un cruce de acusaciones de patio de colegio.

¡Qué impotencia! El radicalismo por un determinado partido que domina España no nos permite avanzar. Nos ciega a unas siglas y no nos deja ver más allá. No permite que nos demos cuenta de las cosas buenas y malas que todos los partidos tienen y poder realizar así, una verdadera elección.

Me alegra ver que el pueblo se ha levantado, y espero que sirva para algo.

5 comentarios:

  1. "Cumple sus sueños quien resiste"

    ResponderEliminar
  2. Yo también he criticado siempre la actitud de la sociedad española, el no ser conscientes de nuestra fuerza ante la injusticia y de simplemente conformarnos...
    Espero muy sinceramente que esto desemboque en cambios, en mejoras. Aunque lo que nadie puede negar es que ya nunca será lo mismo... Y me alegro

    ResponderEliminar